CAPÍTULO TERCERO: LÍNEAS DE TRABAJO